Fue un 8 de marzo de 1910 cuando por impulso de la pensadora Emilia Pardo Bazán, entre otras muchas personas, el gobierno del Estado Español autorizó la matriculación de las mujeres en las Universidades. Era una medida esperada, pues desde hacía décadas que las mujeres luchaban por pisar las aulas y desarrollaban su carrera científica sin la legitimidad de la Academia.

A estas alturas decir que, a lo largo de la historia de la humanidad la tradición, el analfabetismo y el fundamentalismo religioso han lastrado el desarrollo científico y limitado la convivencia en igualdad, no es un ningún secreto. A pesar de las notables mejoras del último siglo, el acceso a la instrucción pública sigue siendo un privilegio que no está al alcance de todo el mundo. En concreto, según datos de 2018 de Manos Unidas, de los 750 millones de personas analfabetas, el 66% son niñas y mujeres (500 millones) condenadas a la pobreza y la exclusión. 

Que la instrucción femenina constituía el primer paso para alcanzar la independencia y la igualdad social fue una de las primeras consignas de los movimientos de liberación femenina del siglo XVIII y XIX. Antes que el voto, las feministas abogaron por promover la formación básica, impulsar el acceso a la Universidad, y reclamar los derechos laborales y familiares. En cuanto al ámbito educativo, en España hubo que esperar a 1857, con la ley Moyano, para establecer la instrucción obligatoria de niños y niñas; si bien, el acceso de estas últimas a la escuela sería objeto de polémica hasta finales del siglo XIX. Entre tanto, los campos de la salud y la docencia ofrecerían los primeros trabajos cualificados a las que un número importante de mujeres pudieron incorporarse, eso sí, con una notable desigualdad salarial: ¡la Ley Moyano asignaba a las maestras la tercera parte del sueldo de un docente varón!

La formación sexual y científica de las niñas es un vehículo para su autonomía

Si hoy hablar de igualdad de género y realidades LTGBI levanta ampollas, hace cien años las voces conservadoras se elevaban censurando la Teoría Darwinista, vetando la escuela mixta o contra el calendario escolar anual con similares argumentos. Escuelas mixtas, conocimientos básicos de higiene, la formación en pensamiento científico-racional y crítico, el acceso a la educación sexual y el ejercicio de los derechos reproductivos constituyeron los puntos clave (si es que ya hemos superado esa etapa) de la agenda reformadora del país frente al adoctrinamiento de los púlpitos. En este sentido, destaca la figura de la sindicalista anarquista Federica Montseny  (Madrid, 1905 – Toulouse, 1994) que sería la primera mujer en Europa en ocupar una silla en un Consejo de Ministros. Como responsable de la cartera de Sanidad y Asistencia Social del gobierno republicano de Largo Caballero propuso un ambicioso programa de acogida a la infancia, comedores para embarazadas, liberatorios de prostitución, una lista de profesiones a ejercer por minusválidos y el primer proyecto de Ley del aborto en España.

La instrucción pública es un instrumento de progreso social

Son los organismos gubernamentales los que han jugado un papel determinante en el intento de conseguir la igualdad de oportunidades mediante la educación (Sánchez y Hernández, 2012). Sin embargo, en origen, el acceso a la instrucción femenina estuvo orientado a formar mujeres piadosas, buenas madres y mejores esposas,  pues durante el siglo XIX se cuestionaban todavía las capacidad y aptitudes para ejercicio profesional de las mujeres y el ámbito académico presentó  notables resistencias a su integración. Si bien la historiografía ha recuperado el nombre de Luisa/Lucía de Medrano, como la primera mujer en acceder a la cátedra de una universidad española (1508), la de Salamanca, en tiempos del Renacimiento; el acceso a la Universidad estuvo prohibido a las mujeres hasta bien entrado el siglo XIX.

Elena Maseras Ribera (Tarragona 1853 – Menorca, 1905) fue la primera mujer en acceder oficialmente a la universidad española. Hasta entonces, su acceso estaba limitado, en el mejor de los casos, como oyentes. Previa autorización real, se incorporó en 1872 a la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, obteniendo el título en 1879. Maseras Ribera, también titulada de magisterio, ejerció como maestra. Dolors Aleu Riera y Martina Castells Ballespí serían las primeras mujeres en doctorarse en Medicina cuatro años después. También en 1888 se licenció en Físicas Exactas Rosario Ibiurrum, pero la falta de documentación impide concretar si pudo pisar las aulas, o tuvo que licenciarse por libre. Pero sería la intelectual gallega Emilia Pardo Bazán, la primera mujer en conseguir una cátedra en la universidad contemporánea de nuestro país, en 1916, la de Literatura de la Universidad Central de Madrid. Un dato destacable es que las mujeres que fueron accediendo a la universidad española, optaron de forma mayoritaria por campos de ciencias, al menos hasta la década de los 70, cuando con el crecimiento acelerado de los estudios universitarios, se invirtió la tendencia (Canales, 2006).

De todas formas, hubo que esperar a mediados del siglo XX (1953) para que una mujer, la pedagoga Ángeles Galino Carrillo (Barcelona 1915-Madrid, 2014), ocupase una cátedra universitaria por oposición. En el ámbito científico, en 1961, la granadina Asunción Linares Rodríguez (1921–2005) obtuvo la cátedra de Paleontología en la Universidad de Granada y poco a poco han ido aumentando el número de mujeres catedráticas en España hasta llegar al 21% actual. Todavía muy lejos de la paridad.

2020 representa también otro hito para las mujeres universitarias, Marina Echebarría Sáenz se ha convertido en la primera mujer trans que ocupa una Cátedra, en su caso la de Derecho Mercantil en la Universidad de Valladolid.

110 años después aun hace falta hablar de mujeres con ciencia en la educación.

La lista de mujeres con un papel activo en la docencia y en la ciencia es amplia; es imprescindible recuperar sus nombres y subrayar su papel fundamental que han tenido y sus aportaciones a la ciencia en las clases y los libros de texto para ofrecer referentes a las jóvenes promesas que se forman en nuestras aulas. Al igual que constituye una obligación constitucional de la educación pública de un Estado aconfesional no pasar de puntillas sobre la educación sexual y la legítima vindicación de los derechos sexuales y reproductivos.

Nos despedimos con palabras de Margarita Salas (1938- 2019), que ha sido un referente de toda una generación de biolog@s españoles: Hemos pasado de una situación en el pasado en la que la mujer científica era una “rareza”, a la situación presente en la que existe una mayoría de mujeres en investigación. ¿Cuál es el futuro de la mujer científica en España? La gran cantidad de mujeres va a traernos un futuro en el cual la mujer …. ocupe en el mundo…. el puesto que le corresponda de acuerdo con su capacidad. Esto nos traerá una sociedad científica equilibrada, desde el punto de vista de género, en la cual la potencialidad investigadora de la mujer no se va a desaprovechar. Todas, todos y todes coincidimos con ella en que no deben pasar muchos años sin que esta previsión sea una realidad.

Sobre este tema puedes consultar:

– Antonio Fco. Canales Serrano  (Universidad de La Laguna) “Las mujeres y la enseñanza científico-tecnológica en la España del siglo XX”, Clepsydra 5: 111-127 (2006) [PDF]

– Laura Sánchez Blanco (Universidad Pontificia de Salamanca) y José Luís Hernández Huerta (Universidad de Valladolid) “La educación femenina en el sistema educativo español”, El futuro del pasado 4: 255-281 (2012) [PDF]

 

Científicas en cifras oficiales del Gobierno de España: http://www.ciencia.gob.es/stfls/MICINN/Ministerio/FICHEROS/UMYC/Cientificas_cifras_2017.pdf

Mujeres con ciencia, una iniciativa de divulgación de la  Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU. https://mujeresconciencia.com/mujeres-con-ciencia/

 

Video de la UNED en TVE2: “Mujeres en ciencia. Una historia incompleta (I)” [ 21 min. 12 s.]. Una propuesta de Rosa Mª Claramunt Vallespí, catedrática de Química Orgánica y Bio-Orgánica, UNED  (https://canal.uned.es/video/5a6f78f2b1111fba108b456a)

Serie UNED en TVE2 ” Mujeres en ciencia. Mujeres intelecutales en la historia. (https://canal.uned.es/series/5a6f78f2b1111fba108b4569 )

No olvides seguirnos en redes:[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

No te pierdas nada y recibe consejos para preparar la oposición, fechas de convocatorias y las últimas novedades directamente en tu correo.