Pues a mí no me suena eso de la calendarización…

Normal, el verbo calendizar no es muy frecuente en castellano. Con este verbo nos referirnos a las pautas o directrices que seguimos para organizar la preparación de la oposición, ajustándonos a los plazos disponibles, y siguiendo criterios de eficacia y lógica. Podríamos utilizar el término programación, pero entonces nos íbamos a liar, pues se iba a confundir con una de las partes de la oposición.

Ahora que se acaba agosto, sólo contamos con 10 meses desde septiembre a junio; y en este periodo hay que tragarse 30-40 temas, prepararse bien un práctico y hacer una programación “personal” de nada menos que 15 hermosas Unidades Didácticas (UD). Conclusión: si tu objetivo es presentarte en junio de 2020, o nos lo montamos muy bien o no sobrevivimos al intento.

¿Cómo se puede abordar semejante tarea?

La respuesta es “calendarizándonos”; es decir, organizándonos muy bien a la vista del poco tiempo que disponemos. Por eso, en Simbiopos hemos establecido nuestro calendario, tras pensarlo muy bien y aplicar criterios razonables y eficaces, tratando de rentabilizar cada minuto.

Uno de los criterios para ser eficaces en el estudio es que, una vez que se ve una parte de una asignatura o un tema, se puede ir relacionando la teoría con la práctica. Por ejemplo, si empezamos con el tema de genética, a continuación ya se pueden hacer los ejercicios de genética, pero no a la inversa; ni tampoco conviene dejar los ejercicios para 3 meses más tarde, cuando ya estás con otros temas, etc. Otro ejemplo, se pueden estudiar los temas de rocas en septiembre y empezar con el visu de rocas en octubre y así se va repasando la teoría.

De la misma forma, se pueden ir escalonando temas relacionados en cierto orden, desde los más sencillos a los más complejos. Por ejemplo, si hemos estudiado el tema de genética mendeliana aprovechamos para ver el de evolución y, si nos hemos preparado magmatismo, pues podríamos luego preparar metamorfismo, encontraremos que ya tenemos camino preparado, ya que habrá conceptos y enfoques repetidos.

Es fundamental Organizar el estudio con criterio y orden

En definitiva, se trata de organizar el estudio de los temas con cierto criterio y orden, de forma que se vayan alternando fáciles y difíciles, e intentar que, en paralelo, se puedan preparar bien las partes del práctico relacionadas. Nosotros consideramos que los temas se deben preparar con mayor intensidad al principio, entre septiembre y febrero, para luego dejar tiempo para repasarlos. Al contrario, el práctico hay que irlo preparando todo el año, e ir subiendo el ritmo poco a poco, pues es la parte que demanda más dedicación. La programación se va entretejiendo, en los ratos “libres” y días sueltos aprovechando para escribirla, poco a poco.

Seguramente no todo el mundo estará de acuerdo con nuestra estrategia, habrá quien proponga otras fórmulas para organizar los plazos y los contenidos; pero si te parece interesante nuestra propuesta y estabas buscando algo parecido, no dejes pasar otro mes más y consulta nuestro método

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

No te pierdas nada y recibe consejos para preparar la oposición, fechas de convocatorias y las últimas novedades directamente en tu correo.