Si por fin estás plenamente convencido de que tu vocación es la enseñanza y quieres entrar a formar parte del cuerpo de profesores de la Enseñanza Pública, tendrás que pasar por el aro. Aquí el aro significa aprobar un examen donde demuestras tus conocimientos en la materia y tu valía como profesor/a.

A estas alturas, esperamos que seas consciente que preparar la oposición no es cuestión de darse un atracón el mes antes, es una larga carrera de fondo en la que pasarás por días buenos, en los que piensas que estás super bien preparado y la cosa está chupada, y por días malos, en los que te preguntarás quién te habrá mandado meterte en este berenjenal.

En este primer blog de Simbiopos querríamos compartir contigo tres consejos fundamentales para prepararse la oposición y que se refieren a tres aspectos básicos a tener en cuenta cuando empieces a bosquejar tu plan de ataque: objetivo, tiempo y materiales.

Objetivos

Tu objetivo final es obvio: aprobar, ¡claro¡; pero, ¿cuál es el objetivo a corto plazo: dónde te ves en un año? ¿vas a ponerte en serio o te dejarás caer por el examen llegado el día, a ver si hay suerte? ¿cuántos temas piensas que te va a dar tiempo a estudiar? ¿de qué parte del visu no tienes ni idea y necesitas prepararla a fondo? ¿merecerá la programación algo más de dedicación? El consejo es que cada uno de estos puntos merece una valoración muy cuidadosa, porque son muy pocas las personas que consiguen aprobar el primer año …. Y tampoco es cuestión de perder el tiempo ni la ilusión. Define plazos, mide fuerzas, disponibilidad y recursos y concreta tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

Tiempo

En relación al tiempo tendrás que responder a la clásica pregunta de ¿trabajas o estudias? Pero ¿y si además también cuidas? Si tienes suerte y te puedes dedicar solo a estudiar, lo tienes mas fácil. Si trabajas, tendrás que medir muy bien tus tiempos, y organizarte para sacar minutos debajo de las piedras. Si además cuidas, la estrategia pasa por rentabilizar muy bien tus ratos libres, y aprovechar todos los fines de semana y vacaciones posibles para ir apurando, escribiendo y repasando detalles. En cualquier caso, nuestro consejo es que hagas una planificación meticulosa con objetivos concretos mes a mes, y la vayas revisando y ajustando, y trates de cumplirlos.

Materiales

Finalmente, cuando te pongas manos a la obra ¿cómo vas a preparar tu oposición? ¿con qué materiales cuentas? ¿cuál es tu bagaje de partida? Necesitas libros, apuntes, etc. para preparar los temas, ¿ya tienes los temas?¿y qué tal están, cuántas páginas tienen? ¿se entiende bien? Porque, no nos engañemos, resumir temas de 40 y 50 páginas, y luego estudiarlos lleva su tiempo…y…¿sabes cómo preparar una programación?¿y las unidades didácticas?¿has localizado un buen repetorio de ejercicios resueltos?…¿y cómo te las apañarás para preparar el visu?

Piensa que cuanto más tiempo pierdas buscando y consiguiendo materiales, menos te queda para dedicar al estudio real, que es lo que necesitas. En este caso, un último consejo: busca orientación y ayuda. Localiza una persona que haya aprobado la oposición y que conserve sus apuntes, un buen coleccionista que esté dispuesto a ayudarte con el visu, una academia si además quieres ir a clase… O ya que estás por aquí, valora si te convencen los  recursos para preparar a distancia las distintas partes de la oposición que te ofrecemos en la plataforma de Simbiopos.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

No te pierdas nada y recibe consejos para preparar la oposición, fechas de convocatorias y las últimas novedades directamente en tu correo.